Glaucoma Ángulo Abierto

El término ángulo abierto y cerrado se refiere a la relación anatómica que tiene la córnea con respecto al iris. como todos somos distintos las expresiones anatómicas de los ojos por dentro son infinitas.

En el ángulo abierto la obstrucción de drenaje del ojo se da justo al interior de la rejilla de drenaje o en la tubería que lleva el humor acuoso que sobra hacia la sangre.

En el ángulo abierto la obstrucción se da cuando el iris se atraviesa en la vía de drenaje del humor acuoso, porque Este al chocar con el lente interno del ojo (cristalino) se abomba en la periferia y tapa el drenaje, lo cual genera un círculo vicioso que empuja el cristalino hacia adelante cada vez más, empeorando cada vez más la obstrucción.

Por su mecanismo, el ángulo abierto tiende  a ser menos agresivo que el glaucoma de ángulo cerrado y por ende más asintomático y mas traicionero. es más frecuente el glaucoma de ángulo abierto que el glaucoma de ángulo cerrado en la población general pero existen grupos raciales en los que predominan el ángulo cerrado como son los descendientes de los esquimales y mongoles.

 

El tratamiento del glaucoma de ángulo abierto está dirigido a destapar los poros de la rejilla de drenaje o a disminuir la presión ocular con medicamentos que disminuyan la producción del humor acuoso y/o mejoren la salida del humor acuoso por vías alternas (drenaje por linfáticos o venas internas).  Los poros pueden ser destapados con láser (trabeculoplastia) o con la colocación de Stents (dispositivos de drenaje que hacen bypass del humor acuoso del ojo hacia las venas externas del ojo). en casos severos se indica la trabeculectomía y el implante de válvulas de drenaje tipo Ahmed.

 

Glaucoma Ángulo Cerrado

El tratamiento del glaucoma de ángulo cerrado está dirigido a cambiar la posición del iris con respecto al drenaje quitando la obstrucción y dependiendo de lo oportuno de la intervención la rejilla se puede recuperar total o parcialmente. En etapas iniciales el tratamiento es siempre con láser (iridotomía) lo cual es simple y seguro. Si el ojo ha presentado inflamación interna, se forman adherencias que dañan severamente la rejilla de drenaje y en este caso el paciente requerirá medicamentos o de una cirugía para restaurar la rejilla como la trabeculectomía o la canaloplastia y la gonioplastia.     

Cuando nos enfrentamos a un glaucoma de ángulo estrecho, la idea es convertirlo en un glaucoma de ángulo abierto porque es más manejable y los tratamientos del ángulo abierto podrían en algunos casos estar indicados en el ángulo estrecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario